Está viendo Sudamerica

shutterstock_1066702739.jpg

El cálculo del "retorno de inversión" en los proyectos de innovación de alimentos.

Publicado August 12, 2021
Compartir

Antes de realizar cualquier tipo de inversión, es fundamental tener en cuenta los principales costos y los principales objetivos que le llevan a invertir.

En la industria alimentaria, las inversiones son constantes: compra de equipos, inversiones en marketing alimentario, desarrollo de nuevas tecnologías, inclusión de nuevos ingredientes, desarrollo de nuevos proveedores, formación y cualificación del equipo, entre otras.

Con tantas inversiones, es muy importante tener en la punta del lápiz los costos de todo esto, así como las estimaciones y previsiones de ganancias. Con estos datos, se puede calcular el rendimiento de la inversión. 

 

¿Qué es el retorno de inversión? 

El retorno de inversión, también llamado ROI por la expresión en inglés "Return on Investment", es un indicador de rendimiento de una inversión realizada para una empresa o un proyecto. El ROI es una métrica muy versátil y puede aplicarse a prácticamente todo tipo de inversiones, incluidas las realizadas en la industria alimentaria.  Con esta herramienta es posible estimar cuánto puede ganar o perder una empresa o proyecto con una determinada inversión. Este cálculo es el que permite estimar los beneficios que puede obtener una empresa por la adquisición de nuevos equipos, o por la inclusión de un nuevo ingrediente en la formulación de un producto alimenticio. 

 

Pero, ¿por qué calcular el ROI de los proyectos de innovación alimentaria? 

Las grandes empresas ya suelen tener una cultura de cálculo del ROI en sus proyectos de innovación. El retorno de la inversión se utiliza a menudo como criterio para priorizar los proyectos: cuanto mayor y más rápido sea el retorno financiero, más importante es el proyecto para una empresa. Sin embargo, muchas pequeñas y medianas empresas productoras de alimentos no realizan este cálculo y pueden acabar perdiéndose en cuanto a la rentabilidad esperada, o incluso complicando la situación financiera de la empresa. Por lo tanto, calcular el retorno de inversión es una necesidad fundamental para entender y orientar exactamente dónde se debe invertir el dinero y el tiempo. 

 

¿Cómo se calcula el ROI? 

Calcular el ROI no es un cálculo complicado. Básicamente, sólo necesitas los ingresos obtenidos por la inversión y el costo de la misma.

ROI=(Ingresos-Costos)/Costos

Por ejemplo, si incluye un nuevo ingrediente en su formulación, como un antioxidante o un antimicrobiano, puede enfrentarse al siguiente escenario (datos ficticios):  

  • Coste mensual del nuevo ingrediente: $10.000 
  • Ingresos extra en las ventas debido al uso del nuevo ingrediente: $50.000  

 

En este caso, el retorno de la inversión será:

ROI=($50.000 - $10.000)/ $10.000=4

En este ejemplo, el valor del ROI = 4 representa que por cada $1,00 invertido, ¡puedes obtener  $4,00 de retorno! 

 

Desafíos del cálculo del ROI

La mayoría de las veces, es relativamente fácil obtener los costos de una determinada inversión, sin embargo, obtener las estimaciones de los ingresos adicionales (o incluso estimar cuánto tendremos de ahorro por la reducción de los rendimientos) puede ser un desafío, ya que deben hacerse en base a proyecciones futuras. Además, algunas de las ganancias pueden ser subjetivas, como las de calidad, que son difíciles de transformar en valores matemáticos cuantitativos. Imagínese los casos en que un ingrediente sintético es sustituido por un ingrediente natural en una formulación. Las ganancias son numerosas, desde los beneficios para la salud hasta la conquista de nuevos consumidores y el valor de la marca, pero es un reto cuantificarlas económicamente. Para medirlos, habrá que estudiar caso por caso. 

En Kemin, tenemos una cultura que nos anima a calcular siempre el ROI de nuestros proyectos. También ayudamos a nuestros clientes a calcular el retorno de la inversión de los proyectos utilizando los ingredientes de Kemin. Muchas veces es necesario transformar las ganancias en días de vida útil con el uso de los ingredientes de Kemin en ganancias financieras a fin de mes. De este modo, podemos mostrar el impacto positivo real que tiene el uso de nuestras soluciones en los ingresos de nuestros clientes y demostrar que las ventajas de utilizar los ingredientes de Kemin van más allá de la calidad, ya que también pueden ofrecer un rendimiento financiero, visible a través de los cálculos del ROI.

Para más información, póngase en contacto con el equipo de ventas de Kemin.

Siga a Kemin en las redes sociales y manténgase al tanto de nuestras novedades.