Respuesta en producción de leche

 

La investigación sobre el cromo en el ganado bovino lechero desde principios de este siglo ha demostrado que la suplementación con cromo es benéfica porque: mejora la producción de leche de las vacas frescas, mantiene la producción de leche en las vacas bajo estrés calórico, y mejora el rendimiento reproductivo de las vacas lecheras. El cálculo del promedio ponderado de la respuesta en producción de leche de todas las investigaciones con cromo realizadas entre 2000 y 2015, y el análisis de sensibilidad con diferentes precios de la leche, permite a los productores comprender el impacto que el cromo puede tener en la rentabilidad del hato.

 

El aprovechamiento de la glucosa en el cuerpo del animal es controlado por procesos jerárquicos específicos, y depende del tipo de estrés que el animal esté enfrentando. El uso óptimo de la glucosa puede mejorar el mantenimiento, la producción, la reproducción, el crecimiento y la inmunidad de los animales.

 

KemTRACE Chromium Milk Response

Revisión de la respuesta en producción de leche a la suplementación con cromo en vacas lactantes

En la Figura 1 demuestra los efectos de la suplementación con cromo en la producción de leche. Esta figura se basa en 17 artículos, publicados entre 2000 y 2015, en revistas de referencia sobre ganado lechero. La gráfica representa la respuesta en producción de leche a la suplementación con cromo en un estudio controlado por una universidad, en comparación con el control (es decir, vacas no suplementadas con cromo). Este resumen incluye el suministro de diferentes fuentes de cromo, en distintos niveles, y no se limita a KemTRACEChromium.

Effect of chromium supplementation in lactating dairy cow diets on response to daily milk yield

*Denota importancia o tendencia a diferir del control dentro del estudio.

Figura 1. Efectos de la suplementación con cromo en la dieta de vacas lecheras durante el periodo de lactancia, sobre la respuesta en producción diaria de leche, en Kg/cabeza/día1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17

 

Referencias

1Yasui, T. et al., 2014. J. Dairy Sci. 97:1-11.
2Vargas-Rodriguez et al., 2014. J. Dairy Sci. 97:3815-3821.
3Ferguson, J. et al., 2013. J. Dairy Sci. 96(E-Supplement 1):127.
4Kafilzadeh et al., 2012. Biol. Trace Elem. Res. 149:42-49.
5Targhibi et al., 2012. Asian J. Anim. Vet. Adv. 7(11):1205-1211.
6Rockwell & Allen et al., 2011. J. Dairy Sci. 94(E-Supplement 1): 738.
7Nikkhah et al., 2011. J. Anim. Physiol. Anim. Nutr. 95:81-89.
8Soltan et al., 2010. J. Anim. Physiol. Anim. Nutr. (Berl). 94(2):264-272.
9Sadri et al., 2009. J. Dairy Sci. 92:5411-5418.
10An-Qiang et al., 2009. Pakistan Journal of Nutrition. 8(7):940-945.
11McNamara & Valdez et al., 2007. J. Dairy Sci. 90:3467-3474.
12Terramoccia et al., 2005. Asian - Aust. J. Anim. Sci. 18:1098-1104.
13Smith et al., 2005. J. Dairy Sci. 88:255-263.
14Al-Saidy et al., 2004. Animal Feed Science and Technology. 117:223-233.
15Bryan et al., 2014. J. Dairy Sci. 87:4269-4277.
16Pechova et al., 2002. ACTA VET. BRNO. 71:9-18.
17Hayirli et al., 2001. J. Dairy Sci. 84:1218-1230.

¿Tiene alguna pregunta?

Si tiene alguna pregunta acerca de nuestros productos o servicios, o simplemente desea obtener más información, llene la forma siguiente y alguien de nuestro equipo se pondrá en contacto con usted.