Lácteos

La leche es un sistema biológico complejo constituido por grasas, proteínas, minerales, vitaminas, hidratos de carbono y agua. La leche en polvo ayuda nutricional, funcional y económicamente para una variedad de formulaciones de alimentos, incluyendo productos de panadería, confitería, lácteos, productos cárnicos, bebidas nutricionales y alimentos preparados. La leche entera en polvo tiene contenido relativamente alto de grasa (26-40%), y también es enriquecida en vitaminas. Así que no sólo es un ingrediente en productos transformados, sino que es también una fuente de nutrientes popular en muchos países en desarrollo.

Investigaciones recientes han demostrado que el tipo de grasa encontrada sobre todo en la leche integral, puede promover beneficios para la salud humana. Además, los países en desarrollo han mostrado un creciente interés en la leche entera y la leche entera en polvo como fuente nutricional de proteínas, grasas y vitaminas. Por lo tanto, se espera un aumento en el consumo de leche entera en todo el mundo. Sin embargo, cuanto mayor sea el contenido de grasa de la leche, más probable es que sea susceptible a la oxidación de lípidos, un proceso que reduce su valor nutricional y degrada su sabor. Además, en muchos países en desarrollo, el embalaje adecuado y las condiciones de almacenamiento controladas son limitados, lo que hace aún más corta la vida útil de este tipo de productos.